ADS

TOQUES:

La Navidad Del Viaje En Bicicleta 2, Juegos de La Navidad Del Viaje En Bicicleta 2, La Navidad Del Viaje En Bicicleta 2 Gratis

¿Por qué no me ha llevado con ella? No tuvo tiempo, cariño. ¿Cuándo va a volver? Pronto, Bill. Volverá pronto. ¿Quién me va a hacer mañana el desayuno? ¿Tú? No, lo hará tía Mary. Ella cuidará de ti. Bill. ¿Quieres decir hasta que mamá vuelva? Hasta que mamá vuelva. Estaré muy solo sin mamá. ¿Te quedarás en casa y jugarás conmigo? Quizás, Bill. Papá, ¿por qué estás llorando? Vamos, de prisa. Papá, quédate. No te vayas. Quiero que te quedes. Papá, quédate. No te vayas. Quiero que te quedes. Ya, ya, Bill. Bill, ahora eres mayor. Los soldados no lloran, no. Juzgado y condenado por el grave crimen de organizar una revuelta. Un atroz atentado contra la estabilidad del orden público juegos que ha causado la muerte de cuatro representantes de la ley. Thomas Holmes juegos por la presente, le condeno a servir durante cinco años juegos de trabajos forzados en la penitenciaría del Estado. Hola, Max. ¿No te dije que te haría rico? Pues bien, eres rico. Las Lavanderías del Oeste lo instalaron en todas sus plantas de Kansas y St. Louis. Conseguimos . dólares al mes, y eso es solo el principio. El resto de América también tiene que lavar su ropa. Mas gente sin trabajo. ¿Y qué? Loco, estúpido. Ya tienes ingresos de mil dólares al mes. Puedes contratar a los mejores abogados, sobornar a todos juegos pagar para salir de aquí. No tocaré ese dinero. ¿Tú juegos rechazas el dinero? Sí. Porque mató a Ruth y arruinó a todos mis amigos. Está manchado de sangre. No podría beneficiarme de gente que se muere de hambre. ¿Disfrutas de esta cárcel? ¿Te gusta estar sentado aquí pudriéndote? Sangre en el dinero. ¿Quién te va a preguntar de dónde viene el dinero cuando lo gastes? Solo hay una cosa importante en el mundo. Tener dinero. Sin él, solo eres basura. Con él, eres un rey. Y odiabas a los capitalistas. Naturalmente, eso era antes de tener dinero. Quédate con mi dinero si piensas tanto en él. Tíralo, regálalo, haz lo que quieras. Lo meteré en el banco. Mientras recuperas la cordura irá dando intereses. Vaya, Tom. Mary, ¿cómo está Bill? Está bien.



Remonter