ADS

TOQUES:

La pista de carreras, Juegos de La pista de carreras, La pista de carreras Gratis

las pistas juegos Pero el problema principal, el gran problema son los explosivos que amenazan a los rehenes. Si los detonan juegos nada los podrá salvar. Nada en el mundo. MlERCOLES de Junio de ¿Está limpia? Está. ¿Puedo ayudarla, Sra. Mayer? Sr. Mayer, escúcheme juegos Usted lloró toda la noche, es el momento de parar. Usted no lo entiende. ¿El qué? Todos los demás juegos están preocupados por si van a morir mañana. Yo tengo mi conciencia juegos Yo renuncié a lsrael. He negado que era judío. Sentí miedo de estar con mi pueblo. He negado al Santísimo. Sr. Mayer, seamos prácticos. No renunció a lsrael, sólo dijo que tenía pasaporte belga. Y tiene pasaporte belga. ¿Dónde está escrito en el Talmude juegos que cada uno de nosotros tiene que ir voluntariamente al cadalso? No es una vergüenza intentar sobrevivir. La única cosa que no se puede hacer es tratar de salvarse a costa de la vida de otra persona y eso no es lo que intentó. No se debe culpar. ¿Dónde está escrito que un hombre no intente salvar la vida de su mujer? ¿Dónde está escrito que haya que dar facilidades a esos bastardos? Oiga, Sr. Mayer, tome uno de estos comprimidos. Tome. Muy bien juegos Ahora acuéstese y descanse. ¡Vamos! ¡Suéltame! Hiperventilación. ¿El qué? Hiperventilación. Necesita Terapina. ¿Tiene? No, solo tengo Stelasina. Si tuviera alguna otra cosa, era más rápido. Señorita, entienda que en el hospital no tenemos todo lo que necesitamos. Las cosas son difíciles en Uganda. Algunos de mis colegas fueron asesinados por decir que los cosas no van tan bien como dice ldi Amin. No tenemos medicinas modernas en cantidad suficiente. ¡Llévatela! ¡Todos para atrás, rápido! Ya acabó todo. Quiero a todos sentados. lSRAEL ”Salven a los rehenes” ”Negociar salva vidas” ¡Todos para a fuera! ¡Vamos! Oigan, por favor. Están ahora reunidos. ¡Escuchen! Puedo traer una delegación o un comité, pero tienen que esperar juegos ¡Tiene que salvarlos! Son mujeres y niños inocentes. ¡Son vidas de judíos! Sr. Primer Ministro, cuántas vidas juegos ¡Por favor! ¡Lo sé! La pista de carreras



Remonter