ADS

TOQUES:

Max Monstruo Camión Mayhem, Juegos deMax Monstruo Camión Mayhem , Max Monstruo Camión Mayhem Gratis

¿qué? Y para los que dicen que el jazz es juegos , el único arte estadounidense indígena yo digo, escucha a Jay-Z, amigo. Olvidé el gin y el jugo. ¿Debo volver adentro? ¿Puedes parar? No intento apropiarme de tu cultura. Es genial. Les diré a los otros. Solo digo juegos que el hip-hop es una subcultura compleja, multifacética juegos que habla a muchos tipos de gente distinta. La música, la moda, las actitudes, las palabras juegos Cuanto más leía, más escuchaba juegos más conectado me sentía a su rico tapiz cultural. Eso es genial. Ahora, ¿podemos terminar esta conversación? Por favor basta. Creo que sé quién mató a Tupac. ¡Yo tengo el siguiente! ¿Qué mierda? Hola Te balearé el culo. ¿Quién demonios eres? Está bien. Está conmigo. ¿Y quién demonios, negro? Oye, Russell. ¡Russell! Russell. ¡Russell! Discúlpame. Hola. James King, gerente de fondos, Wealthrop Funds. James, vamos. Perdón. Por aquí. No, tío. ¿Este es el idiota que dijiste que debía preparar para prisión? Bueno, necesito protección, y espero unirme a los Crenshaw Kings. ¿Sí? He visto blancos antes. Mi oficial de condicional es blanco. ¿Entiendes? Pero tú, hijo de , eres blanco como mayonesa. Mierda. Quizá en negro, ¿Quién sabe? Escucha. Te diré qué. Seguro que tiene la ropa adecuada. Digo, camuflaje y estampado de chita, está en el manual del pandillero. Sí, sí, como Lil Wayne, ¿no? Exacto. Gracias. Me encanta. Mira, no trata de ser miembro, ¿sí? Quiere que lo protejas cuando esté en la cárcel. Como lo hiciste por Darnell cuando fue a la cárcel por ti. ¿Qué? Podemos hablar de eso en otro momento. Sí. No. Olvidemos eso. Lo recuerdas. Ya sabes. Con lo que hizo Ricky y el billete juegos y tú te volviste loco y Darnell se encargó de la situación. Alto. ¿Esto no es juegos ? Boyz n the Hood, tío. Es un mal momento. Bien, te diré algo, tío. Te diré algo. Compláceme. Soy una persona justa. Y un empresario. Un buen profesional. ¿Cuánto vale tu vida? ¿Qué tal un millón de dólares? “¿Qué tal un millón de dólares?” Esperen, todos. Atrás. Yo me encargo. ¿Qué tal un millón de dólares?



Remonter