ADS

TOQUES:

Velocidad Coche Rojo 2, Juegos de Velocidad Coche Rojo 2, Velocidad Coche Rojo 2 Gratis

stá reuniendo un ejército nacionalista ahí. Pasaremos por Afyon. Preguntaré si alguien recuerda a su hijo. ¿Podría estar aún en Afyon? No. Como soldado, como padre, le digo tómelo como algo del pasado. Nos barriste del reino con tu viento Nosotros te recordamos, aunque otros te olviden. ¡Por Mustafa Kemal! ¿Tiene sed? Somos hijos de Turquía. Por los rocosos caminos de Tokat, marcha el glorioso avo regimiento, lloran las mujeres. Pero mi novia es valiente, su nombre es Hediye. Le compré un vestido para la fiesta. Me voy, pero no puedo beber sírvame menos, no puedo beber. mi amor la ansía, no la puedo dejar. Mírelo. Es el peor sargento todo el ejército otomano. Le he salvado la vida tres veces. ni una sola vez me agradeció. Mírelo, como un pavo real con grandes botones de oro y bigote. Amo a mi esposa, amo a mis hijos, tengo un gran palo en el culo. Esta noche, mataremos a este hombre con la leche de león. Serefe, serefe. Serefe. ¡De golpe! El primer australiano que conocí, al que no disparé, solo le hablé era un ladrón, en Lone Pine. Este hombre agita un trapo blanco, grita “paz” y camina directo a través de la tierra de nadie. Lleva algo con él. , armas le apuntan. , ojos, pero él prosigue. Nos alcanza, y cae uno de los nuestros en nuestras manos, herido. Compartimos un cigarrillo, y él regresa. ¿Nadie le disparó? Yo debí hacerlo. Cuando se regresó me di cuenta que había robado mis cigarrillos y mi encendedor. Sr. Connor. Siento molestar, vengo a recoger mi bolsa. Por supuesto, Orhan la puso en su habitación. Deseo disculparme por todo lo que dije. Estaba enojada. No quise decir nada de eso. Yo soy el que debería disculparse, tiene razón. Yo llené sus cabezas con esas tonterías Dios y el rey y el país. Es mi trabajo conducir mis hijos a la adultez. Y les fallé. Mido al hombre por lo mucho que ama a sus hijos, no por lo que el mundo le haya hecho. Partiré por la mañana temprano. Bien. No puede viajar con el estómago vacío. ¡Sr. Connor! ¡Buenos días! Venga por favor que tenemos un largo paseo hasta el muelle.



Remonter