ADS

TOQUES:

Mejor Cyberchase, Juegos de Mejor Cyberchase, Mejor Cyberchase Gratis

pero no voy a rezongar como un viejo. Estoy contenta. Martha. Cielo, te voy a contar algo. Un momento. Ahora escúchame. Este trabajo en Nueva York. Prefiero Boston, pero si estoy contigo juegos ¡Tengo que decírtelo! No vas a venir conmigo. ¿Aunque nos casemos? ¿No pagan lo suficiente? Pagan muy bien. Allí conoceré a la gente adecuada. Empezaré a hacer tratos por mi cuenta. Voy a llegar lejos, Martha, y rápido, y a solas. No puedo estar contigo porque tú no quieres que yo vaya. Ni tú ni nadie. Soy consciente del camino que tengo por delante. Veo adónde lleva. Y veo los sacrificios que he de hacer. ¿Y yo soy el primero? No. Soy yo. ¿Tu me quieres? Me quieres, pero no puedes dar la espalda a todo lo que juegos Sí. ¡Ha de ser así! No tengo elección. Te robé a Vic. Podrías haber sido feliz. Intenté decirte que no te convenía, pero no me creíste. Ya lo sabía. Lo supe cuando viniste a vivir con nosotros. Te observaba. Lo podía ver todo el tiempo. Pero cuando te lo dije juegos Sí. Porque me lo dijiste. Esperaba que amándote, estando cerca de ti juegos juegos como tu esposa juegos Esperaba que cambiases. Pero supongo que no he sido lo bastante buena. No te di suficiente amor. Y ahora me odias. Si no te puedes valer solo, no. No te puedo odiar por eso más que si me dijeras que estás enfermo. A lo mejor lo estás. Si quieres saberlo te quiero. Siempre te querré. Seguro que maneja sus asuntos con más inteligencia. Gracias. Es Ud. muy joven. Y muy ambiciosa. La ambición tiene mucha pendiente y no hay forma de bajarla. Tiene razón. Tendré que averiguarlo por mí misma. Te ahorrarás unos cuantos cardenales si escuchas al Sr. Vendig. Su filosofía actual es que el éxito no significa nada. No dirás eso en serio, ¿no, Vic? No. Pero es culpa tuya, Hoss. Siempre me has manejado con mucha facilidad. He subido la guardia. Afrontémoslo: no has echo más que hablar. Pero tengo que hablar con alguien y solo te tengo a ti. Me he pasado la vida coleccionando cosas en las que no confío. Nada me pertenece. El dinero que he ganado no es más que esta casa.



Remonter