ADS

TOQUES:

Mejor Destruir Todos Los Coches, Juegos de Mejor Destruir Todos Los Coches, Mejor Destruir Todos Los Coches Gratis

Si Bauer no regresa a los EE. UU. voluntariamente, vendrán por él. Eso sería un error. Tú haces el trabajo de Dios, Carl. Con la malaria y las guerras, estos niños no tenían ni una sola posibilidad. Ahora les das una vida decente, sería una lástima que te quedaras sin fondos. No me amenaces, Frank. Sólo te digo cómo son las cosas. Tú eres su amigo. Hazle entrar en razón, maldita sea. Toma, Jack. Gracias, Thomas. Llévalo atrás. Ahora tú. Vamos, vamos. Ahí está. El gran guerrero que canjeó su pistola por una carretilla. ¿Por qué estás aquí? ¿Para hacer penitencia por todos tus pecados? No quieres hablar de ello. No te culpo. Cuidado. ¿Qué quería el tipo de la embajada? Nada. Sólo hablar. ¿Hablar de qué? Willie, haces demasiadas malditas preguntas. Vamos. Aquí están las naranjas. ¡Willie! Ven aquí, necesito tu ayuda. Gracias. Ven conmigo. ¿Jimmy? Agarra una caja. Toma. Cuidado, no lo tires. El gobierno no podrá aguantar mucho más tiempo. Pero tenemos más armas que soldados que puedan usarlas. Tenemos que tomar la plaza fuerte desde el oeste. Tenemos campos minados aquí y aquí. Entonces te traeré más soldaditos para despejarlos. Tranquilo. Nuestro padre estaría muy orgulloso, Youssou. Muy orgulloso. Tendrás a tus soldaditos. Vámonos. Habla el coronel Dubaku. Aquí Hodges. Acabo de oír una noticia preocupante, coronel. Que su número de reclutas sigue quedándose corto. Quiero que sepa que mi oferta sigue en pie. Tengo a mi personal esperando al otro lado de la frontera. Puedo desplegarlo en menos de una hora. Eso no será necesario. Piense, coronel. Le ofrezco soldados profesionales. No niños que no tiene tiempo para adiestrar. Usted nos suministró las armas. Nosotros lucharemos nuestra propia guerra. Bueno, es su país. Lo será pronto. ¿Algo más, Sr. Hodges? Sí. Dígale al general Juma Radio Radio que me llame cuando llegue, ¿sí? Se lo diré. Bien. Qué hijo de más duro. Es su país. Pero yo pongo el dinero. No quiero que esas transacciones puedan rastrearse Radio Radio Sr. Nichols. Ni por el SEC, Hacienda ni ninguna de mi ex esposas.



Remonter