ADS

TOQUES:

Mini Mario Kart, Juegos de Mini Mario Kart, Mini Mario Kart Gratis

Contestaré: “De acuerdo. ¿Estás seguro?” Se acabó. Ya está. Lo siento. De verdad. Estudiantes, ¡salgan a las calles! ¡No a la privatización! ¡No a la reducción de empleos! ¡No a las medidas de austeridad! ¡Más dinero para la educación! Desde los proyectos citadinos, hasta el apartado campo Juegos de Carros somos marginados de la sociedad, siempre forajidos Juegos de Carros No podemos encontrar nuestro lugar, no tenemos la cara adecuada. No nacimos en cuna de oro, dentro de una burbuja. No tenemos casa, ni trabajo, ni papeles, somos la chusma. No quieren que nos unamos. Lo han hecho muy bien. En su mundo, los perros comen perros. En su máquina, somos los piñones. Hagámonos una nueva meta. Hagámonos rodar sus cabezas. ¡No nos rendiremos! ¡No nos rendiremos! ¡Parecen tetrapléjicos! “Pequeño” es una palabra que se repite una y otra vez Juegos de Carros en la obra. Es una palabra que estigmatiza Juegos de Carros la infancia y la impotencia también. La infancia es una época que espero ya hayan pasado donde estamos indefensos. No somos lo suficientemente grandes, ni lo suficiente maduros o fuertes. Antigone es aún una niña. Es aún pequeña. “Demasiado pequeña”, como ella dice. Pero se niega a seguir siéndolo. Ese día no. Ese día es cuando dirá que no. El día que ella dice que no, el día que ella muere. Lo que tenemos aquí Juegos de Carros es un ejemplo perfecto de una tragedia. La tragedia es lo inevitable. Es de lo que no podemos escapar, pase lo que pase. Concierne a la eternidad. Concierne a lo que es infinito. Concierne el mecanismo, la esencia, de la humanidad. Juegos de Carros



Remonter