ADS

TOQUES:

Rescate Militar Mejor Conductor, Juegos de Rescate Militar Mejor Conductor, Rescate Militar Mejor Conductor Gratis

Los sintéticos funcionan con un tronco cerebral bio-mecánico. ¿De acuerdo? Lo que significa, que es posible apagarlos a todos juntos. ¿De acuerdo? Hay un código de anulación. Es una secuencia compleja, pero está en mi cabeza, está en tu cabeza. Lo siento, ¿lo repites? Volví al territorio de la F.U.G.B. para intentar recuperar el código radio sabiendo perfectamente que si Cohaagen se enteraba que radio me había pasado al otro bando, me borraría la memoria. Pero lo que él no sabía es que hice arreglos para tener una caja negra radio incrustada en mi cerebro, en tu cerebro. Grabé todo lo que vi. Entonces, dices que hay una pequeña caja fuerte en mi cráneo. Sí. Y es por eso que te necesito. El mundo necesita que te comuniques con la Resistencia. Entrega el código a Matthias radio haz que apague a los sintéticos radio y detenga a Cohaagen mientras aún hay tiempo. El futuro depende de lo que tú De lo que nosotros hagamos ahora. Buena suerte, amigo. Tienes que estar bromeando. Esto no puede estar pasando. No deberíamos haber venido aquí. Sí, lo sé. No tenía elección. Sé que es mucha información para asimilar. Sí, es demasiada información. Sí, ¿y se supone que crea todo esto? Es la verdad. Hauser, te hemos estado buscando. No me llames Mi nombre es Doug Quaid. Nací el de Agosto. ¿De acuerdo? Me crió mi madre. Murió de cáncer diez días antes de mi decimoquinto cumpleaños. ¡Me casé con mi novia cuando tenía ! Naciste el de Abril. Fuiste criado por tu padre, no por tu madre. Él murió antes de que cumplas los , pero en un accidente de auto. Y, créeme, más que definitivamente, no estás casado. Lo lamento. ¿Sabes qué? Nada de esto tiene ningún sentido para mí. Soy Doug Quaid, es todo lo que sé. Tú me reconociste. De un sueño. Te reconocí de un sueño. No era un sueño. Era un recuerdo. La cicatriz de tu mano, ¿cómo crees que te la hiciste? ¿Lo sabes? Me la hice en el trabajo. Intentaba ayudarte a escapar, pero llegué demasiado tarde. Te agarraste a mí y una bala nos atravesó las manos. Debes recordar algo. Tú y yo, éramos radio Sí.



Remonter