ADS

TOQUES:

RÁPIDO Rave Rider, Juegos de RÁPIDO Rave Rider, RÁPIDO Rave Rider Gratis

Hay muchos otros seres que tienen estas alas hermosas, estos tipos de formas y figuras. Pero todos estos seres, sin embargo, están preconcebidos, son una forma de decirnos que tenemos dificultades para comprender que es lo que nos separa de ellos, de los dioses. Tienen que ser estos tipos de seres extraños que tienen alas. Los ángeles aparecen en varias culturas, posiblemente, como tecnología identificada erróneamente. Si vieron a alguien, a un ser humano o a un humanoide, volando en el cielo, solo podrían hacer una reseña natural, otorgándole alas. No creo que realmente tuvieran alas. Fue la manera antigua del hombre de decir que tenían el poder de volar. Los ángeles que estamos acostumbrados a ver que tienen alas representados en las imágenes de la Biblia y lo que tienes que juegos básicamente, las alas dicen que estos seres pueden volar. Así que, creemos en ángeles, y los indígenas norteamericanos hablan de la Gente de las Estrellas, los egipcios hablan de dioses que entran y salen de la Tierra. De modo que creo que esto es la base, esta es la plantilla para las prácticas religiosas de las civilizaciones de la Tierra. Así lo creo. Durante siglos, la tradición religiosa ha perpetuado el concepto de alas de pájaro para explicar un modo de viajar angelical. ¿Pero este concepto siquiera es posible científicamente? En el , un estudio en la University College, de Londres comparó las representaciones clásicas de ángeles alados con la fisiología de pájaros verdaderos. Tienes que ser capaz de aletear hacia abajo y hacia arriba, y realmente necesitas un músculo individual para hacer cada uno de ellos. Al bajar, estás generando el ascenso. Y de hecho tienes que rotar el ala levemente y conseguir un ángulo diferente a medida que subes, y luego, en realidad generan su impulso. De lo contrario, si solo subes y bajas con el mismo patrón recto, estarías ascendiendo por un lado, pero cuando se va hacia el otro lado, te estarías empujando hacia abajo. Así que, cuando miras las imágenes clásicas de ángeles, las alas están centradas en sus espaldas.



Remonter