ADS

TOQUES:

Speed Police Offroad, Juegos de Speed Police Offroad, Speed Police Offroad Gratis

 

Nunca lo logrará. Oh, Dios mío. Oh, no. Sra. Richards. Sra. Richards. Sra. Richards. ¿Qué está haciendo? Limpiando el suelo. ¿Qué parece que estoy haciendo? ¿Y qué es todo este asunto de que va a suicidarse? Ya he tenido bastante. Ha estado encerrada aquí mucho tiempo. Piense en el mundo exterior Sra. Richards. Por favor, deténgase. Quiero que me escuche. Mi esposo tiene que encontrar el lugar bien limpio. No lo quiero por allí diciendo que fui descuidada al final. Debería conocer gente. Hacer buenos amigos. No he salido desde que tuvimos a Penny. Nunca en seis años. Bueno, tome unas vacaciones. Harry está sin trabajo. No ha tenido trabajo en cuatro años. Bueno, piense en los niños. Ellos son lo único que importa. ¿Cómo puedo tener limpio a un hijo? ¿Cuánto cree que cuesta un par de zapatos de niño? ¿Los más baratos? Una libra con veinte. La vida es un regalo, Sra. Richards. No tiene derecho a desperdiciarla. Mire, esta es la comida que compro cada semana para nosotros y los niños. Siete rebanadas de pan, kilos de patatas juegos kilo y medio de té, un paquete de gachas de avena juegos dos paquetes de cereales. Siempre hay un mañana. Un paquete de detergente, kilo y medio o dos de repollo juegos dos nabos, mostaza en polvo juegos frijoles enlatados, a veces tomates enlatados, a veces juegos espagueti de lata, a veces, lechuga, cuando está barata. La comida no lo es todo. ¡El aire libre! La luz del sol juegos ¡Penny! Sí, mamá. Trae el Brasso. Ahora, quiero que vayas para allá, cariño. Lava la olla grande bajo el agua caliente. Quita todo rastro de sopa de tomate antes de que vuelva tu padre. Sra. Richards juegos Sra. Richards juegos Por favor, escuche esto, Sra. Richards. Escuche, por favor. “La vida es mayormente espuma y burbujas, pero dos cosas son de piedra. Compasión con los problemas de otros, coraje con los propios.” ¿Quién dijo eso? Adam Lindsay Gordon. Era poeta. Más que tonto, si quiere mi opinión. Bueno, pues espere, Sr. Richards. Espere, Sra. Richards. Espere, Sra. Richards. Escuche esto. Por favor, Sra. Richards. Sra. Richards. Di a Harry que deje una nota al lechero. Dos litros. Penny. ¿Sí, mamá? “La Providencia está presente incluso en la caída de un gorrión”. Hamlet. Ve y siéntate por allí. Sé una buena niña. Por favor, escuche, Sra. Richards. Por favor, escuche esto. Esto seguro que le ayuda, Sra. Richards. Por favor, escuche con atención. “Aquél que nunca miró hacia atrás, y marchó siempre hacia adelante juegos nunca dudó que las nubes se disiparían.” No haga nada imprudente, Sra. Richards. Todas las nubes son pasajeras, ¡Sra. Richards, Sra. Richards! ¡Sra. Richards! Doblando la esquina de la calle donde nací, nos encontrábamos Y cantábamos las viejas canciones, canciones del desempleo Y armonizábamos tan bien, aunque fuera por la cerveza Que hacía correr las lágrimas por los años pasados. E íbamos a casa a besar a nuestras esposas Esperando que un beso cambiara nuestras vidas Así es el amor, no hay segundas chances Allá en mi ciudad Las cosas no son muy diferentes ahora Los pobres deben juntarse de algún modo Viviendo siempre en el nunca nunca Allá en mi ciudad No os coléis. Guardad cola. Recordad, un bollo cada uno. Rica y calentita.



Remonter