ADS

TOQUES:

Carreras De Coches Deportivos, Juegos de Carreras De Coches Deportivos Gratis El más hermoso juego de carreras de coches.

¿Le sigues diciendo qué hacer? Tiene años. Voy a estar diciéndole que hacer hasta que tenga . Incluso más. Qué suertudo ¿Ya estás cansado de meterte en problemas? Sabes, no se cuál es el gran problema. El gran problema es que rompiste la ley otra vez. Déjame preguntarte algo. ¿Mereció la pena irte de la casa por aquellas zapatillas? No. Un tío me las robó dos semanas después. ¿Te dejan tener tu teléfono? Es una copia de seguridad. Vamos. Umm Juegos de Carros ¿Alguna vez has cogido el teléfono de tus hijos y has mirando sus mensajes? ¿Quién pregunta, tú, o alguno de mis hijos se quejó? No, soy yo. Es sólo para mí. Acabo de conocer a alguien que le sucedió. ¿Es por eso que los dos están molestos? ¿Él se puso cotilla con el teléfono de ella? No, al revés. Oh, caray. Oh, déjame adivinar. ¿Mensajes de Adrian? Si. Y Amy fue pillada escuchándolos. ¿Cómo supo la contraseña? Era “Juego de Carros”. Todos ellos eligen contraseñas estúpidas, si se les deja. Mis hijas y yo tenemos un acuerdo. Tengo acceso total a sus teléfonos. y a las contraseñas para comprobarlos. Y una vez a la semana los miro. Nunca en el mismo día, nunca a la misma hora. Reduce cualquier basura en el teléfono. ¿Has visto fotos de mis hijas? No. Hay una razón para eso. ¿Cuál es la razón? Están buenas. Y no necesitan que las anuncie en este antro con dos perros alrededor. Lo siento. Olvidé que uno de ellos es tu hijo. Así que, ¿tienes hijas guapas, eh? Como si fuera una sorpresa. Es una bendición y una maldición. Las tengo en un colegio privado femenino y las voy a dejar allí hasta que obtengan sus doctorados. Eso las va a volver lesbianas, ya sabes. Estoy bromeando. No es que me importara. Yo preferiría eso. Reducir la posibilidad de un chico de hacer algo estúpido y que a alguna la deje Juegos de Carros Una vez más, lo siento. Disculpa aceptada. Sé que no es lo mejor que les pasó a Juego de Carro y Amy y Juego de Carros, pero no es como si no hubiera habido nada bueno. Señoras. Hola. Cierto, no te he visto desde que te despedí de la oficina. Lo siento, Bunny. ¿Y qué hay de mí? Contigo tengo que hablar. ¿Por qué? Supongo que la gente va a saber. Betty y yo hemos roto. ¿Qué pasó? Quiere ir a la universidad. No estás bromeando. No, no lo estoy. ¿Y eso hace que dos personas rompan, si uno quiere ir a la universidad? No funcionó. Hemos decidido que seremos más felices no estando casados, y eso es todo. No es asunto de nadie. Nadie te preguntó. Tu te ofreciste. Es decir, solo para que conste. Sólo por si quieres usar eso para despedirme de aquí, o, tu sabes, de algo. Yo, en cambio, no te guardo rencor. Entiendo total y completamente porque fui despedida. ¿Y por qué fue? No soy de fiar. No soy de fiar estando sobria, no soy de fiar con algo más. ¿No? Bueno, sí, pero eso es lo que imaginé que pensarías. No es lo que pienso. Lo que pienso es que todos merecemos una segunda oportunidad, todos. ¿Qué hay de Bunny? No. Oh, bueno, en realidad, creo que ésta sería mi tercera oportunidad, mi segunda oportunidad es estar aquí. De acuerdo, una tercera oportunidad. Quiero que vuelvas. No merezco una tercera oportunidad.



Remonter