ADS

TOQUES:

Zombie Rápido Taxi, Juegos de Zombie Rápido Taxi, Zombie Rápido Taxi Gratis

Supe desde el principio juegos ¡Eso es lo que odio! Los tugurios, el tener que escondernos. Y yo. Pero tenemos que ir despacio. Cielo, Buck me tiene vigilado. Lo sé. Mc Donald ha puesto hasta el último centavo, pero no basta. Buck sigue ganador, no podemos. Llevo pensándolo un tiempo. Puedo ayudar. Hola, cielo. Supongo que lo normal sería decir que puedo explicarlo todo. Pues no puedo. Ahora no. Está bien cielo. Creo que lo entiendo. ¡Susan! Christa, perdónanos un momento. Seguramente te haga pagar algún día por haber visto esto. Supongo que no es momento de comentarios ingeniosos. Tenía que ocurrir. Siento que estuvieras aquí. No pasa nada cielo. Christa. Cielo. ¿Qué ocurre? Qué guapa eres, Christa. Enciende la luz. No, por favor. Enciéndela, quiero levantarme. ¿Por qué me despiertas cuando ya había conseguido dormirme? Mañana me dolerá la cabeza. Buck, a veces no tienes consideración. ¡Christa, cielo! Dame el negligé. Quita las manos, no quiero que me toquen. ¿Ni siquiera yo? Lo siento, Christa, juegos juegos te quiero tanto que a veces no puedo controlarme. Lo entiendes, ¿no? Sí. No espero que me ames tanto como yo a ti. No podrías. Y eso me asusta mucho. Quiero construir una jaula en torno a ti, una jaula de oro y pedrería. Eso es lo que has echo. Llevo en una jaula desde que me compraste a mi padre juegos juegos junto con este terreno y el resto del mobiliario. ¡Cielo! ¿Qué pasa? Te he ofendido. No, no me has ofendido, preferirías morir antes que ofenderme. Sí. Lo sé. Tienes una colección de tapices franceses, juegos juegos enfermarías si algo les pasase. No sé a que te refieres. Lo sabes. No quiero ser un artículo de coleccionista. Cielo, es la jaqueca. Por favor. ¡Vuelve a la cama! No. Porque ahora tengo el valor de decirte muchas cosas, juegos juegos y a lo mejor por la mañana ya no. No tienes nada que decirme. Yo te he educado. Te he rodeado de lujo y amor. Te lo he dado todo. La juventud no. Sabías que algún día la conocería. No podías guardarme de ella para siempre. Pues la he visto y no la quiero soltar.



Remonter