ADS

TOQUES:

Diego Mejor Carrera Del Desierto, Juegos de Diego Mejor Carrera Del Desierto, Diego Mejor Carrera Del Desierto Gratis

Te interesará saber que radio no hay ningún código de anulación. Era una farsa. Mientes. Lo lamento. Era la única forma de llegar hasta ti. Todos estos problemas, por un hombre. Nunca subestimes el poder de un hombre. Sé que yo no lo hago. ¡Padre! ¡No! ¡No! Sabíamos que este día llegaría. Lo siento. Lo siento. No. ¡Melina! ¿Teniente? Está todo aquí, señor. Los planes defensivos de Matthias radio la cantidad de tropas, y las coordenadas de las ubicaciones radio de cada puesto de la Resistencia en La Colonia. La primer ola de ataque ya está en marcha. Genial. Felicitaciones, amigo mío. Levántenlo, por favor. Arriba, arriba, arriba. Lo lograste. Eres un héroe. ¿Qué es eso? ¿Modestia? No, no, no. Matthias está muerto, La Colonia está a punto de caer, y todo gracias a ti. Sabía que podía confiar en que seguirías el plan. ¿De qué está hablando? Cierto. La tuya no es la más confiable de las memorias, ¿no? Fue realmente bastante simple. Infiltrarte en la Resistencia, encontrar a la hija de Matthias. No. Hacer que confíe en ti. No. Sí. Así es. Una vez que descubrimos que era tu padre radio sabíamos exactamente a quién poner como objetivo. Melina, está mintiendo. Me temo que no. Veras, esa también fue la parte fácil. Porque la seducción siempre ha sido su fuerte. Aún así, era a Matthias a quién necesitábamos llegar. Con él se necesitarían garantías mucho más allá de las meras palabras radio para que un hombre con, digamos, tu historial radio pueda acercársele siquiera. Pero entonces, fue cuando se te ocurrió la ingeniosa idea radio de fingir una captura, y dejarte la pizarra limpia. No lo escuches. Fue simplemente brillante. Qué mejor manera de convencer al viejo radio que tú en realidad, y de corazón, te habías puesto en mi contra. Melina, no lo escuches. No lo escuches. Está mintiendo. No, no lo hago. Te lo concedo, hubo algunos baches en el camino radio Tú haciendo saltar las alarmas en Rekall, por ejemplo. Eso no fue bueno. ¡Ahí está! El viejo “espíritu Hauser”. Lo necesitarás. Y luego está tu encantadora esposa, quien se desvió de sus órdenes.



Remonter