ADS

TOQUES:

Monstruo ATV, Juegos de Monstruo ATV, Monstruo ATV Gratis

después de hablar con Horace. He hablado con él por teléfono, pero hace meses juegos juegos que no veo al viejo pirata. ¿Pirata? No estoy para bromas, Sr. Lamdin. Llevo aquí cuatro días esperándolo. Creo que su socio me va a tirar por la borda. ¡Cuatro días! Y los diez anteriores le llamé varias veces. O estaba fuera o muy ocupado para verme. Pero debe de haber un error. ¿Es consciente de que este es el Sr. McDonald de Montgomery Trust? ¿Por qué no le llevaron ante el Sr. Vendig? Lo siento, el Sr. Vendig está muy ocupado. Dio ordenes juegos ¿Qué problema tiene? ¿Por qué quiere verlo? Mi banco necesita un préstamo. Cinco millones o nos arruinamos. ¿Tan mal? Es sencillo: vendimos demasiadas acciones de Dorchester antes juegos juegos de este pánico, parte de una campaña preparada por Vendig. ¡Pero él no le haría eso a Ud.! Eso no vamos a discutirlo, ya lo ha echo. ¡Y es todo culpa mía! Soy responsable de lo que ha pasado. Yo permití a mi socio que me cegara con su peculiar código ético. Le verá ahora o tendrá que presenciar una colisión frontal. Dígale al Sr. Vendig que ya he llagado. ¿Sí? El Sr. Lambdin ha llegado, señor. Quiere verle. Un momento. ¿Deseas llevar esto en presencia de Vic juegos juegos o prefieres mantenerlo en privado? Dile que entre dentro de medio minuto. Sí, señor. Se lo has dicho a Vic: lo veo en su cara. Pues no le he dicho ni una palabra. A ver, ¿dónde estábamos? Ah, sí, estuviste en París. Ese chico de París era solo un protegido. Pinta divinamente. Pensé en un discurso tuyo muy bueno en el que decías juegos juegos que la gente sin talento creativo debía ayudar a los que lo tienen. Christa, ¿intentas apelar a mi sentido del humor? No. Nunca lo has tenido. Te pedí que vinieras porque no pretendo que vuelvas a la casa. Todo lo que te pertenece está listo y esperando. En cuanto te hayas registrado en un hotel, avísame juegos juegos y les diré a mis abogados dónde atenderte. ¿Y con eso me considero despedida? Si quieres decirlo así. Ni siquiera el aviso habitual con dos semanas de antelación.



Remonter