ADS

TOQUES:

Super Rey De Arrastre 2, Juegos de Super Rey De Arrastre 2, Super Rey De Arrastre 2 Gratis

¡Limpia esto, joder! Pero no podía empezar una guerra a causa de una inmigrante ilegal rusa. Mucho menos podía decirme la verdad. Cállate. Cállate. Así que no hizo nada. Lo siento mucho. Escucha, puedo ayudarte. Alex quería ascender. Yo quería venganza. Me dio los nombres y yo lo organicé. Y aguardé. Un millón de dólares, te vas esta noche para no regresar, ¿sí? ¿Vas a matarlo? Yo me encargo de Virgil. Tú desaparece. No, quiero saber que sufrirá. Descubrirá que perdió a su primo, su dinero y a ti. Créeme, no creo que sienta que se salvó. Te diría que te cuides, pero creo que sabes hacerlo. Vamos. ¿Cómo te llamas? Si se nos va juegos Cállate. Lo imaginé. Agente especial Donovan. Sí, es Beck. Necesito que revisen los archivos. Virgil Vadalos. El FBI lo vigilaba hace dos años. Dame todo lo que encuentres, contactos, direcciones. Urgente. Staysa. ¡Puta! Virgil juegos ¿En qué estabas pensando? Todo esto por un coño. ¿Qué le hiciste? Ya no confía siquiera en mí. Todo eso está por cambiar. De alguna manera, te comprendo. Yo tampoco jamás tuve una mierda. ¡Sin importar cuánto hice, nunca encajé con esos cabrones! Los odio. Odio a sus hijos, sus perros putos. Pero está bien. El odio es algo bueno. El odio me mantiene caliente de noche. Ahora voy a tomar esta barra juegos y te romperé la cabeza. Luego te lanzaré por esa pendiente juegos para que los animales te coman antes de enfriarte. Y todo será como lo era antes. Virgil y Alex se reían de ti. ¿Qué? Alex era el preferido de Virgil. ¡Dame eso, puta! Lee, encontré el lugar perfecto para enterrarla. ¿Qué es eso? Tu dinero. Casi todo. Eso no es nada. Recibo bolsos de dinero cada día. ¿Dónde está ella? ¿Alguna vez me ocupé de causarte dolor? ¿Crees que usar a mi hermano para controlarme te hace buen samaritano? ¿Tu hermano te preocupa tanto juegos que te atreves a venir aquí y traicionarme así? ¿Traición? ¡Mataron a un policía esta noche! No me insultes. Te importa muy poco. Virgil, no hagas una locura. ¡Te la tiraste! Cielos, ni siquiera sabes lo que sucede. Le dije que desapareciera, no más muertes, ya basta.



Remonter