ADS

TOQUES:

X La Velocidad De La Raza Roja Aventura, Juegos de X La Velocidad De La Raza Roja Aventura, X La Velocidad De La Raza Roja Aventura Gratis

¿no? Su esposo dará los restantes para abrir el espectáculo. Mas no lo hará si descubre que ella y yo somos amigos. Si se corta la cabeza, sería muy bonita. Claro. Honestamente, ¿qué harías en mi lugar? ¿Cómo podría saberlo su marido? Tu hermana tiene unas cartas. Notas que me escribió el verano pasado. Tu hermana las mostraría al señor Raymond Radio Radio si no recibía ella una parte. Las personas con cabezas de cera deberían alejarse del sol. Yo no sé nada de eso, Lester. Espera un minuto, Val. Sé que tú intentaste comprarle esas cartas a Edna. Pero el cheque no tenía fondos. ¿Por qué te extrañó que se enojara? No te vayas, Val. No sé cómo decirte esto, pero debemos recuperar esas cartas Radio Radio porque, en este momento, tu hermana Radio Radio está muerta. Tranquilízate. Sí. La señora Raymond estuvo ahí. No digas más, ¿entiendes? Repite lo que dijiste, dulcemente. Es cierto, Val. Juro por mi madre que yo no lo hice. ¿Quién fue? ¿Ella? Cuando llegó Radio Radio había muchos ahí. Intentaron retenerla. Un marinero, un taxista y una chica. ¿Quiénes son los que estaban ahí? El muchacho viene hacia acá. ¿Qué muchacho? Quédate donde estás. Debe de ser él. ¿Acaso yo no sé cómo hablar con un muchacho? ¿Diga? ¿Quién es? Sube enseguida, marinero. Vístete, Lester. Adelante. Deja el cheque sobre la mesa. ¿Va a algún lado? Quieres que se te pague, ¿no? Quiero asegurarme de que sea suyo. Afrontémoslo, me encontraste entre millones de personas, debe ser mío. Unas uvas. Ustedes son el colmo. Honestamente, podría encarcelarte por eso. En algunos estados, encarcelan por dar cheques sin fondos. No hubiera querido golpearlo. ¿Dónde lo hallaste? En un taxi. ¿Dónde? En un taxi. ¿Dónde lo hallaste? ¿Quién dijo eso? Llámame “cariño”. Cierra el travesaño, entrará la lluvia. ¿No fuiste a casa de mi hermana? Sí. Tú la mataste. No. Val, no hagas un alboroto aquí. Lo llevaremos a casa de Edna. Afrontémoslo, este es un hotel. Un lugar público. Vete a casa con tu marido. Haz lo que te dice. Mantén la boca cerrada. Hazlo. Sí, sí lo haré.



Remonter